VUELTA A LA RUTINA DE MANERA SALUDABLE

Tras unas merecidas vacaciones parece que todo vuelve a la normalidad y a la rutina , muchas veces deseada , que habíamos perdido los meses anteriores.Pacientes que se han ido al pueblo a pasar el verano ya están volviendo, la vuelta al cole de los niños que organiza un poco más a las familias, clientes viajeros, otros que no han salido de la ciudad…tod@s nos volvemos a reencontrar.

Sin embargo, a veces esa vuelta a la normalidad se hace cuesta arriba , sobre todo si la desconexión ha sido de varias semanas o realmente han sido menos pero tan bien aprovechadas que nos han parecido mucho más. Sea como sea, nunca va mal tener bajo la manga una serie de consejos que podemos aplicar y compartir  para que la vuelta a la rutina sea lo más saludable y optimista posible.

¿Qué os aconsejamos para disfrutar de una vuelta saludable?

Adaptación horaria: cambiar los hábitos horarios es una de las principales condiciones a tener en cuenta para una rápida adaptación al trabajo. Acostumbrados a acostarnos más tarde y despertarnos también tarde, se hace difícil reestructurar esos  hábitos. Los adultos tenemos una capacidad de adaptación más desarrollada que los niños, con lo cual deberemos centrar nuestra atención en ellos. Un consejo para los últimos días … acostarles antes e irles haciendo madrugar cada día un poco más. Así el cambio no será tan brusco.

 

Motivación: para empezar con buen pie es importante la motivación. Nuestro trabajo debemos cogerlo con ganas, mirar el lado positivo y llénate de buenas energías para que estos primeros días no se nos hagan tan cuesta arriba.

¿Qué otros factores podrán ayudarnos en nuestra vuelta a la rutina?

Alimentación: Una buena alimentación es la base para comenzar el día con energía y optimismo.Empezar el día con un buen desayuno completo y respetar las cantidades de fruta , verdura y proteínas durante el resto del día. Evitar los azúcares refinados, no abusar del café… vamos a volver a nuestros hábitos saludables.

Ambiente relajado: la tranquilidad y la paz interior es un bien muy deseado por todos. Evitar el estrés en la medida que sea posible, aunque muchas veces es nuestro alrededor el que nos lo impone . Vamos a ir adentrándonos en nuestra rutina poco a poco y el estrés no nos va a ayudar en nada a esta adaptación.Técnicas de relajación, un poco de meditación, comenzar a practicar Mindfulness o Yoga son  herramientas que te ayudarán a dejar de lado este estrés.Además te sentirás más motivado.

 

Deporte : Después del verano, un buen propósito es apuntarte al gimnasio. Comienza con ir un día a la semana para engancharte a esa rutina.Así,  vas encontrando las sensaciones beneficiosas que te aporta y poco a poco verás que aumentarás las visitas semanales .

 

Descanso: Echaremos de menos la siesta y las horas de más que dormimos en vacaciones, alejados del despertador. Ahora no podemos dormir hasta que queramos, pero sí podemos analizar a qué hora nos acostamos o cuánto tiempo dormíamos en vacaciones esos días que nos levantábamos de maravilla, e intentar ponerlo en práctica en la medida de lo posible.

En definitiva, hay muchas cosas que podemos hacer después de las vacaciones para que la entrada a nuestra rutina de trabajo, horarios, prisas, …sea lo más saludable posible. Una pista…. buena alimentación, ejercicio , descanso, planifica actividades de ocio y mira el lado positivo de las cosas , una excelente base para comenzar .

¿Alguna otra idea?

Sara Asún. Farmacéutica. Creadora de Farmacéuticas de Barcelona

Add to Flipboard Magazine.
Flipboard

 

Deja un comentario